QUÉ ES LA ESPONDILITIS
avaes asociacion valenciana de afectados por espondilitis

La Espondilitis Anquilosante o EA es una enfermedad reumática, inflamatoria, progresiva y dolorosa, que afecta a la espalda, en concreto a la columna vertebral y a las articulaciones sacroilíacas. La enfermedad generalmente comienza en la adolescencia o en la edad adulta temprana y es raro que comienze despúes de los 45 años.

La palabra anquilosis proviene de la raíz griega ankylos, que significa que restringe movimiento (endurecimiento) y en última instancia puede dar lugar a la fusión vertebral. Cuando la articulación pierde su movilidad y se vuelve rígida, se dice que está "anquilosada". Espondilitis significa inflamación de las vértebras de la columna; la palabra se deriva de spondylos, que en griego significa vértebra, e itis que significa inflamación. Por lo tanto, el nombre quiere decir enfermedad inflamación de la columna vertebral, que puede conducir a la rigidez de la espalda.

Actualmente se tiende a llamar simplemente espondilitis o espondiloartritis, para resumirla y porque algunos pacientes nunca llegan a anquilosarse, pero sin embargo no debe confundirse con espondilosis o espondiloartrosis, que se refiere al uso y desgaste natural de la columna cuando nos hacemos mayores.

Síntomas.

El dolor en la parte baja de la espalda suele empeorar por la noche, en la mañana o después de un período de inactividad. Se presenta también dolor y rigidez en la cadera, movimientos limitados, sobre todo cuando están involucrados los relacionados con la columna y las caderas. Puede observarse en pacientes un encorvamiento crónico, dolor en el cuello y en los talones.

En algunos pacientes, la enfermedad puede comenzar con inflamación de una o varias articulaciones: rodillas, tobillos, dedos del pie, o por dolor debido a la inflamación de aquellas zonas donde se fijan los ligamentos y tendones a los huesos, como el talón o el tendón de Aquiles.

En su evolución se producen ataques o brotes sucesivos de dolor lumbar, con o sin síntomas de artritis (en hombros, caderas, rodillas o tobillos) o de inflamación en los puntos de unión de tendones y ligamentos al hueso. En el tiempo que media entre ataque y ataque de la enfermedad, el paciente está libre de síntomas y puede realizar su vida familiar y laboral normal, excepto en aquellos pacientes en que se vea afectada la cadera.

Produce un dolor lumbar de características especiales, más intenso durante el reposo nocturno, acompañado a veces de artritis (inflamación) y de dolor en los puntos del esqueleto donde se fijan los tendones y ligamentos de los huesos.

Tratamiento.

Los tratamientos actuales combinan fármacos, rehabilitación y gimnasia, y permiten en la mayoría de los casos controlar los síntomas y la evolución de la enfermedad.

Aspectos Históricos.

Esta enfermedad ha afectado al hombre desde la antigüedad. Una de las personas famosas que la sufrió fue el gran faraón egipcio Ramses II.

La primera definición de la EA se acredita al irlandés Dr. Bernard Connor (1666-1698), mientras aún estaba estudiando medicina en Francia. Su aportación consistió en las descripciones de los cambios y alteraciones óseas que se daban en una serie de enfermos (la anquilosis, la curvatura de la espalda, la pérdida funcional de las articulaciones...).

Posteriormente, en 1818 Benjamin Brodie percibió que, en algunos casos, la enfermedad se acompañaba de iritis (uveitis).

Charles Fagge y Carl von Rokitansky continuaron haciendo hallazgos al tiempo que Brodie; y sería a finales del siglo XIX cuando Vladimir Bechterev (ruso), Adolph Strümpel (alemán) y Pierre Marie (francés) hicieron diagnósticos de la enfermedad basados en todos los hallazgos acumulados hasta el momento. Debido a ello, hoy en día hay quien considera esta enfermedad la enfermedad de Marie-Strümpel o de Bechterev.

Pulse en los nombres en negrita para acceder a más información.

 

Fuente: Coordinadora Española de Asociaciones de Espondilitis.

INICIO
QUIÉNES SOMOS
ACTIVIDADES
ENLACES
NOTICIAS
CONTACTO